Formas sencillas de ahorrar agua

¿Sabes que realizando sencillos gestos pueden llegar a ahorrarse grandes cantidades de agua? En esta entrada te explicamos cómo puedes hacerlo.

  1. Trata de cerrar siempre que puedas el grifo. Cada vez que te laves los dientes, las manos o te estés afeitando trata de cerrar el grifo para ahorrar agua.
  2. Dúchate más a menudo en lugar de bañarte. Esto también marcará una diferencia importante ya que con la ducha se derrocha mucha menos agua, además aplica también nuestro anterior consejo y cuando estés enjabonándote o aplicándote el champú aprovecha para cerrar el grifo. Otro tip extra es colocar un cubo dentro de la ducha, así podrás recoger el agua que se desperdicia hasta que se calienta a la temperatura que deseas. Puedes utilizar este agua para fregar el suelo o regar las plantas.
  3. Cierre el grifo también cuando friegues los platos. Aunque es un gesto sencillo al final de año lo acabarás notando en tu factura.
  4. Revisa las instalaciones de tu hogar. Es posible que se estén produciendo pequeñas fugas que hacen que aumente tu gasto de agua, por eso es importante que realices un seguimiento y un mantenimiento de las tuberías para verificar que todo continua en las mejores condiciones.

Como ves, no es difícil ahorrar agua si nos no proponemos. Son sencillos cambios que generarán un gran impacto en tu factura y en el medio ambiente.

Formas sencillas de ahorrar agua
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *