Instalación de saneamiento de un edificio

 

Hoy en nuestro blog te hablaremos sobre la red de evacuación de las aguas residuales y pluviales en comunidades de propietarios, desde los aparatos sanitarios y punto de recogida de aguas de lluvia hasta la acometida a la red de alcantarillado. Cuidar la instalación de saneamiento en edificios es necesario para evitar roturas, atascos y filtraciones.

1. Sumidero para azotea: Se usa para recoger y evacuar hasta la bajante las aguas pluviales acumuladas sobre las azoteas.

2. Derivación: Se utiliza para evacuar hasta la bajante las aguas residuales procedentes de los desagües de aparatos con sifón individual como los lavabos o fregaderos.

3. Bote sifónico: Se emplea para recoger y evacuar, por debajo del forjado hasta las bajantes las aguas residuales procedentes de los desagües de aparatos sin sifón individual.

4. Sifón Individual: Se trata de tubos doblemente acodados que se sitúan en los desagües de los aparatos sanitarios. Dentro de ellos se forma un tapón permanente de agua que disminuye el ruido e impide la salida al exterior de los gases de las cañerías de la red de saneamiento.

5. Bajante: Se utiliza para la conducción vertical, hasta la arqueta a pie de bajante o colector suspendido, de las aguas residuales y pluviales

6. Colector enterrado: Se usa como red horizontal de evacuación de las aguas pluviales y residuales procedentes de las bajantes desde la arqueta situada al pie de éstas hasta la acometida a la red de alcantarillado.

7. Colector suspendido: Cumple la misma función que el anterior y se dispone a un nivel superior al suelo de la planta o sótano más bajo del edificio

8. Arqueta a pie de bajante: Se utiliza para registro al pie de las bajantes cuando la red de saneamiento a partir de dicho punto vaya a quedar enterrada

Instalación de saneamiento de un edificio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *