Beneficios de las aguas pluviales

El ahorro del agua a través de la captación de lluvia trae consigo múltiples beneficios, no solo económicos, sino también medioambientales y sociales. El agua de lluvia puede ser más o menos limpia, dependiendo de la superficie por la que haya discurrido, así como de su ubicación geográfica.

El agua de lluvia es un recurso gratuito y relativamente limpio para utilizarlo en actividades que no impliquen su consumo, como por ejemplo la limpieza de exteriores e interiores, servicios sanitarios, lavar la ropa, mantener áreas verdes y preservar el medio ambiente, riego para el cultivo, abastecer de agua a la ganadería, descargas del baño o aseo personal.

Al utilizarla se reduce la sobreexplotación de fuentes dulces de agua y favorece la sostenibilidad del ecosistema. Al reutilizarla se contribuyendo a mejorar el medio ambiente, a cuidar los recursos naturales y se disminuye el uso de químicos que se emplean para tratar el agua de la red pública.

Para captar agua de lluvia simplemente será necesario colocar un recipiente en la azotea o jardín, además de colocar unos filtros para para eliminar contaminantes como metales, basuras, grasa o sedimentos. Después se instala un sistema hidráulico por el cual se transportará el agua hasta las válvulas de salida para poderla destinar para los diferentes usos.

Beneficios de las aguas pluviales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *