Bacterias en las tuberías

En las tuberías y en el agua potable hay enormes colonias de bacterias. Investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) han descubierto que el agua potable es purificada, en gran medida, por millones de bacterias diversas e inofensivas para los humanos.

 

Por ejemplo, las Sphingomonas se pueden encontrar en agua de gran calidad, son resistentes al cloro y puede consumir material orgánico no deseable e incluso productos químicos y plástico.

 

El agua del grifo alberga centenares de miles de especies de bacterias, algas, diminutos invertebrados y virus que son inofensivos, de modo que al beber un vaso de agua también ingerimos varios millones de microbios.

 

Sin embargo, una purificación deficiente o un mal estado de las cañerías puede producir el crecimiento de otro tipo de bacterias que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Sin embargo, también la existencia de ciertos tipos de microorganismos puede ayudarnos a identificar el propio estado del agua y de las canalizaciones para prevenir problemas mayores.

 

En toda agua que bebemos proliferan grandes poblaciones de bacterias y microrganismos, pero ello, en sí mismo no debe preocuparnos.

 

En la actualidad se está investigando profusamente para identificar este tipo de microorganismos, su función en el agua, el impacto en la salud y sus aplicaciones potenciales.

Bacterias en las tuberías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *