Reutilización de aguas negras

¿Cómo se pasa de las aguas negras a otras que puedan ser usadas? Hay poca agua potable en el mundo, y reciclarla, de cualquier manera, es una ganancia para todos, así que utilicémosla de todas las formas posibles.

El tratamiento de aguas negras consiste en una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que tienen como fin eliminar los contaminantes físicos, químicos y biológicos presentes en el agua efluente del uso humano.

Éstas pueden ser tratadas dentro del sitio en el cual son generadas como: tanques sépticos u otros medios de depuración o bien pueden ser recogidas y llevadas mediante una red de tuberías y eventualmente bombas a una planta de tratamiento municipal.

Existen distintos métodos para el tratamiento de aguas residuales:

  • Separación física de sólidos grandes, entre los métodos usados están la sedimentación, filtración, regulación, flotación, etc.
  • Métodos químicos, precipitación, coagulación, procesos electroquímicos, intercambio iónico, desinfección, oxidación, neutralización, etc.
  • Métodos biológicos. Estos procesos pueden ser aeróbicos o anaeróbicos como lagunas aireadas, lodos activados, biodiscos, zanjas de oxidación, filtro percolador, etc.

Este tipo de aguas negras cuando son recicladas no se usan para el consumo humano, algunas de las actividades en las que se pueden usar, por poner varios ejemplos,  son en el riego de diferentes cultivos o en la limpieza de espacios públicos.

Reutilización de aguas negras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *