Sosa caústica para desatascar tuberías: peligros e inconvenientes

Este producto para limpiar tuberías, también conocida como soda cáustica, hidróxido de sodio o hidróxido sódico, es uno de los más populares, que se utiliza como solución infalible tenemos que arreglar problemas de atrancos en nuestras tuberías, desagües o fregaderos, pero, el uso de este producto no es tan fiable, ni tan bueno, como parece.

La sosa caustica es un corrosivo con mucha potencia, que puede ayudar a la hora de desatascar tuberías, porque deshace todo tipo de materiales con gran facilidad, tanto orgánico como inorgánicos. Esto puede sonara muy bien, porque, puede terminar con todos los problemas de los atascos de nuestras tuberías pero la ventaja de la sosa caustica es a la vez su mayor problema.

 

Es tal la potencia de este compuesto, que puede llegar a destruir las propias tuberías que estamos intentando liberar. Si entra en contacto con el aluminio, éste acaba por romperse si lo sometemos de forma muy continua a los efectos de la sosa caustica.

 

Curiosamente, y aunque resulte difícil de creer, se trata de un desatascador que puede convertirse en atascador utilizado en exceso, puede llegar a cristalizar dentro de nuestras tuberías, agravando tremendamente la situación.

 

 En este caso, si nos decidimos y vamos a contratar a un profesional después de haber llegado a esto, es importante informarle de todos los productos que ya hemos utilizado para intentar desatascar las tuberías, pues de este modo contará con información para solucionar mejor el problema.

Sosa caústica para desatascar tuberías: peligros e inconvenientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *