Tuberías dañadas ¿Cómo podemos evitarlas?

Tuberías dañadas

Las tuberías dañadas son mucho más comunes de lo que podemos llegar a pensar. ¿Sabes cómo afecta el empleo de ciertos componentes químicos en tus tuberías? Cuando en las tuberías de nuestro hogar se produce un atasco es habitual que nos pongamos nerviosos e intentemos recurrir a cualquier producto para solucionarlo.

Uno de los componentes más habituales en las recetas para desatascar nuestras tuberías de manera natural es la sosa cáustica. El también conocido como hidróxido de sodio, es un producto altamente corrosivo y peligroso. Además, su manipulación siempre tiene que ser realizada por un profesional, ellos cuentan con la protección necesaria y saben cómo deben emplearla. Sin embargo pese a lo que se piense de manera popular, la sosa cáustica no es un buen ingrediente para desatascar una tubería. Si empleamos más cantidad de la necesaria puede llegar a cristalizarse dentro de la tubería, generando un atasco mayor.

También hay que tener en cuenta la capacidad corrosiva que caracteriza a este compuesto, lo que la hace muy peligrosa para tuberías de cobre o plomo. Del mismo modo, cuando nuestro fregadero o desagüe contiene partes en aluminio, zinc u otro tipo de metales es probable que también se vea afectado por su acción corrosiva.

 

 

Tuberías dañadas ¿Cómo podemos evitarlas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *